Seleccionar página
Juan Francisco Molina Guisado, gerente de Coslauto, S.L., concesionario que nos ofrece en el grupo el servicio de taller de carrocería y pintura.

Antes de la presentación, como es habitual, el secretario del grupo, Daniel Cuesta, nos desveló un secreto sobre Juanfran: de pequeño quemó un cañaveral con el que es su primo y ahora socio, también llamado Juan Francisco. Continúo explicando que se les fue de las manos una broma y al final acabó deteniéndoles la Guardia Civil.

Juanfran, como le llamamos nosotros, dice tener tres hijos más uno, los que tuvo con su primera mujer y la que ya tenía su actual mujer, María. Uno de ellos trabajaba con él en el negocio familiar hasta hace poco, pero ahora ha tomado otro camino. A él decidió dedicarle esta presentación.

En cuanto a su empresa, nos recordó que no la fundó él, sino su padre (curiosamente, del mismo nombre que él y su primo), en el año 72. Él empezó en el 87, pero desde abajo, barriendo el almacén, por lo que tuvo que trabajar mucho hasta llegar al puesto de gerente. Se considera por eso un empresario no emprendedor, quizá más bien heredero. Justamente señaló repetidamente a lo largo de su presentación algo que nos remite al trabajo duro: la importancia de ser honrado. “Si somos personas honestas, nuestro negocio lo es también”. Por ello, trabajar duro sin olvidarse de la parte humana es algo que forma parte de Coslauto.

“Toda persona que tiene un coche es un cliente de Coslauto”, afirmó Juanfran. Y es que, cualquier persona que quiera tener su coche impoluto, no duda en recurrir a este concesionario para dejarlo en manos de profesionales. Recordamos que, si tenemos un seguro a todo riesgo, realmente ya hemos pagado por esas reparaciones de chapa y pintura, así que, ¿por qué no aprovecharlo en uno de los mejores talleres de la Comunidad de Madrid?

Durante sus diez minutos tuvo tiempo para hablarnos de alguien que le ayudó a ver las cosas desde otra perspectiva, Joaquina Fernández, fundadora del Instituto HUNE, donde Juanfran realizó estudios. Nos contó qué significa HUNE y que tiene un significado muy relacionado con la filosofía de BNI: Humanidades y Negocios. A modo de confesión, Juanfran admitió que gracias a HUNE mejoró notablemente su autoestima a través de su mejora a la hora de comunicarse. Gracias a Joaquina y a HUNE, aprendió que todos, en el fondo, somos héroes, y mostró una pulsera amarilla que lleva como símbolo de ese valor que lleva dentro de él. De la misma Joaquina era el libro que sorteó al final entre los miembros y que le tocó a Israel Blasco.

Para finalizar, y mostrando otra vez su lado más humano y personal, Juanfran deleitó a los presentes con un poema escrito por él mismo titulado “Encuentro sagrado”, un momento muy íntimo y gran broche final para la presentación.

¡Gracias, Juanfran! Eres un gran miembro de BNI Impulsa.