Seleccionar página

“Últimamente me cuesta más alcanzar mis objetivos”. “No estoy nada motivado”. “No estoy a gusto con mi trabajo actual”. Puedes creer que eres el único que piensa así, pero Jacinto Gómez, nuestro coach ontológico, nos ha hecho ver que no estamos solos. Comenzando su presentación de diez minutos mostrando el conocidísimo cuadro de Edvard Munch, “El Grito”, hizo hincapié en el crecimiento de suicidios en nuestro país, situándose en el tercer puesto de causas de muerte, por detrás de cáncer y accidentes de coche. Jacinto, como bien nos adelantó Daniel Cuesta, secretario del grupo, es padre de dos hijos y le apasiona su trabajo, algo que hemos podido comprobar. ¿Una curiosidad sobre él? Ha compuesto himnos militares. Nunca te lo habrías imaginado, ¿verdad? Pero lo más importante que debes saber de este coach es que le gusta ayudar a los demás y, por eso, se ha ganado la confianza de todos.

Pero volviendo al tema de la ansiedad y bajas por depresión que parece que han ido en aumento en los últimos años, Jacinto apuntó que es curioso que esto esté sucediendo, teniendo en cuenta que nunca hemos estado más preparados, ni hemos tenido tanto acceso a la cultura y que tenemos un estado de bienestar envidiable… ¿Sabes por qué? Jacinto nos da la respuesta: falta de comunicación y apoyo con quien está al lado, algo fundamental, sin duda. Y, para ilustrarlo, nos dio un dato entristecedor: más de 4.000.000 hogares unifamiliares, de los que la mitad son personas mayores, se encuentran en el umbral de la pobreza y que apenas o nunca reciben la visita de ningún familiar. ¿Habéis oído en las noticias que hay personas cuya muerte la descubre un vecino pasado unos meses?

Comunicación. La clave de este coach ontológico, que estará ahí para guiar a quien lo necesite. Jacinto puede proporcionar confianza en uno mismo, aumentar nuestro autoconocimiento y liderazgo personal, entre otras cosas. Estamos tan desmotivados que no nos damos cuenta de que nos creamos falsas expectativas, pero él está ahí para ayudarnos a gestionarlo. Él se centra en la persona, en fortalecer las partes fuertes para enfrentar cualquier crisis y crear un equilibrio entre cuerpo y emoción. Tú, yo y todos nos olvidamos de algo tan importante como la inteligencia emocional. Jacinto Gómez lo sabe, y hoy, gracias a él, lo sabemos nosotros. En una sesión con él, podrás saber cómo conseguir tus objetivos, y, si no tienes ninguno, el te ayudará a encontrarlos y a motivarte para conseguirlos. En esa primera sesión, él podrá hacer un plan para guiarte y sabrás cuantas sesiones os queda por delante.

Por último, Jacinto nos puso un vídeo animado muy curioso donde Sócrates habla con un discípulo que dispone de una información sobre otro. Pero Sócrates, antes de escuchar los rumores, le hace tres preguntas sobre lo que tiene que decirle: ¿Es cierto?, ¿es bueno? y ¿me va a servir de algo saberlo? Con ello, aprendimos que los rumores sobre los demás que no sabemos si son ciertos, no son positivos ni nos sirven para nada saberlos, no merece la pena escucharlos. ¡Ojalá pusiéramos esta enseñanza más en práctica!

Nosotros nos quedamos con esta curiosa anécdota y el sorteo de un queso por su pasado como pastor.