Seleccionar página
¿Confiarías la venta de tu casa a cualquiera? Nosotros solo la dejaríamos en manos del mejor:
Israel Blasco, de la inmobiliaria mundialmente conocida Century 21 Metro Cuadrado. Antes de comenzar la presentación, como siempre, el secretario del grupo, nos adelantó un par de cosas sobre el ponente: que Israel se muda (¡qué raro que un agente se quede la mejor casa para él!) y que quiere ir a México para conocer a su nieto de casi un año.

Israel comenzó mostrando el nuevo logotipo de Century 21, que ha renovado su forma y color y que está teniendo una gran acogida a nivel mundial. Desde que Century 21 salió al mundo,
hace ya 45 años, ha ido evolucionando para proporcionar el mejor servicio tanto a los propietarios de los inmuebles como a los compradores de las casas de sus sueños. De hecho,
ahora mismo, gracias a MLS –una asociación a nivel nacional con más de 700 inmobiliarias colaborando entre ellas– y a la red internacional de Century 21, Israel puede gestionar cualquier venta en el extranjero como si se hiciese desde aquí, haciendo todo el seguimiento del proceso. “¡Esto no lo hace cualquiera!”, hemos pensado todos al oírlo.

Por otra parte, durante su presentación, hizo alusión a la frase que más les representa a él y a Century 21: “El secreto para el éxito es ser feliz y que los demás también lo sean”. A Israel,
padre de familia con dos hijos, le gusta tratar con las personas. De hecho, para él, lo más importante no es ni el ladrillo, ni el reconocimiento, ni el dinero, sino los clientes satisfechos.
Cualquier persona que esté interesada en su trabajo y en saber más sobre él podrá encontrarle en numerosas redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram, entre otras muchas), algo
fundamental en los tiempos que corren. Tanto en su web como en sus redes podréis comprobar algo que descubrimos también en esta ponencia: Israel ha cosechado este año 5 premios de su empresa entre captaciones y recomendaciones –¡ya os dije que es el mejor!–.
Asimismo, quiso dar las gracias al grupo BNI ya que, solo en los últimos 7 meses, ha recibido más de 50 referencias.

Al terminar su exposición, invitó a los presentes a que leyeran la parte trasera de su tarjeta de visita: “Piensa no solo en lo más lógico, sino también en aquello que te apasiona y, sobre todo,
te hace ser feliz”. Por ello, insistió en que su principal objetivo es ser feliz y que sus clientes –que podemos ser cualquiera de nosotros– también lo sean.

Para finalizar, y como es ya costumbre, comenzó la ronda de preguntas. Uno de los asistentes quiso saber cuál de todas las casas que había vendido había sido la más importante para él.
Israel aseguró que todas las propiedades con las que trabaja son importantes por igual y que lo único que le interesa son las personas, respuesta que dejó a todo el público satisfecho.

Además, al final de nuestra reunión, se sorteó el premio del ponente: unos altavoces que le tocaron a Carlos Borrego, de la empresa Xerox.

Gracias, Israel, ¡eres un gran ejemplo a seguir!